Loading...

Tefinizza

La marca personal y sus primeros pasos

Aprende a crear tu Marca desde lo más divino y auténtico que tenés, tu esencia.
17 December 2020

Si hay un tema que me apasiona, además del propósito, es la marca personal. Al ir construyendo la mía y a la vez estar en un viaje interior de autoconocimiento poderoso, descubrí que estas dos cosas que transitaba, se necesitaban una de la otra y los resultados que estaba obteniendo eran los que estaba buscando.

Haciendome la técnica como marketera que soy, te puedo decir que la marca personal es el proceso de creación, gestión y comunicación de vos misma. Te permite dejar una huella en la vida de las personas y diferenciarte del resto de las personas que trabajen en tu mismo sector, que seguramente es algo que deseas lograr.

Ahora eliminando tecnicismos, la marca personal es parte de una transformación personal, del desarrollo de lo más puro que tenemos, EL ALMA.

 

Creo firmemente que toda persona que habita en el planeta tierra, debe crear en algún momento de su vida su marca personal, y no es necesario que tengas que ser una profesional u ofrecer algún servicio. También si vendes un producto, necesitas crear la misma, si trabajas en una empresa ó si sos ama de casa, ya que ésta construcción te permitirá poder identificar tus puntos fuertes y débiles, saber cuál es tu misión en esta vida, comunicarte y relacionarte de mejor manera con las personas a través de tus valores. En pocas palabras, te permite ser tu mejor versión.

 Se trata de gestionar y proyectar la imagen que más te guste y te convenga para destacar en tu área de interés. Pero esto no significa que tengas que manipular tu ser, sino que te permitas trabajar en fortalecer y desarrollar tu persona continuamente.

 

 

Cualquier persona puede crear su marca, pero mi pregunta es, ¿Desde qué lugar lo hace? ¿Desde lo que ve, su percepción de su persona o desde su alma, desde lo más profundo de su ser?

Este camino de construcción desde el SER es transformacional, es majestuoso y divino, porque comenzás a trabajar con una fuerza poderosa que se suma a tu favor. El autoconocimiento, el amor por uno mismo y la búsqueda de la construcción del propósito, es el mejor camino que podemos tomar en este desarrollo de la marca personal.

 

¿Quién soy? ¿Qué quiero lograr en mi vida? ¿Cuál es mi gran misión?

Mi propuesta es que crees tu marca desde lo más divino que tenés, tu autenticidad y tu gran propósito de vida. 

Y para eso debemos aprender a resetearnos, comenzar a formarnos de forma autodidacta, una formación que te empoderé, que te sane, que te liberé, que te brinde conocimientos, herramientas que te ayuden a ponerte en acción y ayudar a otros a agregar valor.

El éxito es ser feliz, ser auténtica, honrarte a vos misma, tu singularidad, tu identidad, tu verdad. Cada una de nosotras vino a este mundo para algo, tenemos una misión, un plan maravilloso, y debés aportar un valor determinado. Si no lo sabes, ese es tu trabajo más importante.

Y debemos desaprender de un montón de creencias limitantes que hemos dejado que la sociedad, el sistema educativo, las universidades, nuestra propia familia, nuestras experiencias vividas han marcado en nuestra mente.

Venimos de un viejo paradigma donde debíamos obedecer órdenes, pero hoy en día, está caducando. En este nuevo paradigma  que estamos viviendo, se necesita de personas creativas, que aporten lo mejor de sí, que lideren con valores y estén en continuo desarrollo y crecimiento personal

Se necesita de personas con actitud positiva, con gratitud hacia la vida, con gran conocimiento de sí mismas, con energías elevadas para cosechar todo aquello que estés buscando y libertad, la libertad de ser la persona que deseas ser, la libertad de hacer con tu tiempo lo que vos quieras, la libertad de vivir tu vida a tu modo, la libertad financiera que tanto anhelas. Por eso es importante, diferenciarse, resaltar tu marca personal dejando huellas en la vida de las personas y trabajando para dejar a este mundo mucho mejor de lo que está hoy. 

Una marca personal tiene que:

  • Identificar sus puntos fuertes, pero también los débiles para poder trabajarlos.

  • Debe crear una imagen distintiva.

  • Especializarse en lo que la hará diferente.

  • Confiar en sí misma.

  • Debe construir su propósito. 

 

¿Por qué es tan importante la marca personal?

1- Poder de distinción:

Si querés destacar y hacer que tu público objetivo te conozca, hay que ofrecer un valor diferencial, pero no solo eso, también debes potenciar tu talento y en base a eso debes crear una propuesta clara.

Para esto debes identificar tus puntos fuertes, ¿Quién sos? ¿Cómo podés sobresalir? ¿Qué te hace distinta frente al resto? ¿Qué te hace atractiva?     El autoconocimiento es el paso principal para esta construcción que debe ser desde el SER.

ESTAMOS PASANDO DE UNA CULTURA ORIENTADA A TENER A UNA CULTURA ORIENTADA AL SER. 

Todo aquello que estén haciendo desde el SER, el bienestar, la dimensión emocional, espiritual, todo eso es lo que va a revolucionar nuestra vida y de ahí veremos la realidad post materialista. Nuestra sociedad está trascendiendo de un viejo paradigma de TENER que es materialista logrando un cambio donde primero es el ser y post a eso, como resultado logramos el tener.

Entender quiénes somos, saber identificar nuestras emociones y actuar en consecuencia, son habilidades que nos permiten regular nuestro comportamiento, resolver problemas eficazmente y tomar decisiones.


2- Trabajar con transparencia y honestidad:

La confianza es uno de los principales valores que logramos con la marca personal y una vez que consigas transmitir ese beneficio emocional, la notoriedad, el renombre, la reputación y el prestigio que ganes será suyo para siempre.

 

3-  Red de contactos:

 Establecer una red de personas en el mundo laboral puede serte de gran ayuda, abrirte nuevos caminos, nuevas oportunidades. Permitite compartir con otros, no te encierres en vos. Hace networking, presentate en los talleres que hagas online, cuenta quien sos y que haces.

 

4- Destacar sobre el resto:

El buen desarrollo de tu Marca te ayudará a destacar sobre el resto de profesionales de tu sector y a posicionarte como experta en tu área. Esto te sirve tanto si trabajas freelance, como si trabajas para una empresa o si estás en búsqueda de oportunidades laborales.

La clave es destacar en algo en particular para ser la elegida. 

 

Los pasos claves de Iniciación para tu Marca personal.

1- Tener gran Autoconocimiento

Antes de comenzar a crear tu marca bonita y elegir la paleta de colores y las imágenes y fotografías, que te acompañarán en tus redes sociales o blog  (en caso que quieras comenzar a monetizar), debes comenzar a trabajar en vos. Si, en vos, a reconocerte, a recopilar información de tu persona, como tus valores, el tipo de personalidad que tenés, tus conocimientos y habilidades, las ventajas que tendrás dentro del área que te interesa trabajar, oportunidades y creencias. Aprender a gestionar tus emociones, te permitirá poder conectar de mejor manera con las personas a quién te diriges.

Este autoconocimiento es constante, es decir que debe perdurar en el tiempo. Decir que ya nos conocemos y frenar esto, sería totalmente ilógico, ya que constantemente estamos enfrentándonos a nuevos desafíos y retos de la vida que nos invitan a estar en continuo proceso.

 

2- Construir tu Propósito

¿Cuál es tu gran razón de porqué y para qué haces las cosas? Construir tu Propósito te permite tener una gran motivación constante, para esos días que quieras continuar en la cama o te quieras comer una serie de Netflix de 4 temporadas en un solo día. Te ayuda a tener un balance y un gran compromiso con vos misma. Además te permite generar lazos desde el alma con tu cliente ideal, que se sienta identificado y generarás un sentido de pertenencia hacia la comunidad que hayas creado. Hará que aquello en lo que aportes valor te vuelva multiplicado.

El propósito lo podés construir ya sea para tu marca, como también para metas que tengas personales.

Y te voy a dar el ejemplo de mi hijo Faustino, el tiene 7 años, está por cumplir 8, hace dos meses atrás me vino a plantear que no quería cortarse el pelo, que le gustaba mucho y que le daba pena usarlo corto. En ese momento tuve dos sensaciones, la primera fue ¡Wooooww! que a su corta edad esté buscando nuevas experiencias y decisiones en su vida, me encanta! Pero instantáneamente se me vino a la cabeza las creencias que tienen las personas y cómo podrían intoxicar la decisión de mi hijo, ya sea en el colegio, con mi familia o las personas que crucemos en cualquier lugar.

Lo senté y le dije que a mi también me gustaba mucho su pelo y que tenía todo el derecho de tomar decisiones en su vida, menos de dejar el colegio (me salió la madre autoritaria), pero que podían suceder varias contras y que él debía estar preparado. Primero que nada, tener el pelo largo lleva de tiempo y dedicación, bañarse seguido, usar crema de enjuague, bancarse el desenredo de todos los días y el calor de los veranos, y por otro lado iba a tener que estar seguro de su decisión y no dejar que cualquier persona o situación adversa le haga cambiar de parecer. Le hice una pregunta, ¿Realmente lo deseas con todo tu ser?

- Si mamá! me respondió

Era todo lo que necesitaba escuchar, así que en ese momento le conté lo que era tener un Propósito y de cómo debía construirlo y comenzar a ponerse en acción. A los dos días me dijo que ya lo tenía y que su propósito era donar su pelo a niñas que están padeciendo cáncer, en ese momento mi corazón explotó de emoción y lo abracé.

Me sentí tan orgullosa que lo ayudé a buscar información sobre el tema, como los centimetros que debía dejarse el pelo largo para poder donar y los lugares que debíamos ponernos en contacto.

Ese es un gran propósito, no digo que dones tu pelo, pero si que construyas una gran razón del para qué haces lo que haces.

Podés comenzar escribiendo sobre tus mayores puntos de quiebre que viviste en tu vida, las situaciones que más te costaron y fusionarlo con aquello que te encanta hacer que puede ser tu pasión o profesión.


3- Definir un Nicho claro

En lo que te enfocas se expande. Tu nicho debe surgir naturalmente a partir de tus intereses y experiencias. ¿A quién quieres ayudar? Y la respuesta “a todos”, no es válida. Debes elegir un sector, ya sea por sus necesidades o deseos.

El Nicho de mercado, hace referencia a un pequeño grupo de individuos que poseen intereses en común, normalmente todas estas personas que forman este nicho, tienen ciertas características y necesidades muy similares.

 

4- Especializate en tu ambito

Permitirte ser referente en tu área, te genera credibilidad, que confíen en vos, que tus clientes potenciales te vengan a buscar y a medida que las personas llegan a trabajar con vos, te pones en valor y luego en más valor y así sucesivamente. No podés hablar de todo, especializate en un tema y sé a mejor en eso. Esta recomendación la debes poner en práctica ya. 

Muchas veces queremos comenzar haciendo de todo y hablando de todo, pero la verdad es que no podemos ser los mejores en todo lo que hagamos, por eso debes buscar diferenciarte y resaltar en algo en particular, luego podrás abrir aun mas tu mercado en caso que asi lo quisieras, pero por el momento, debes enfocarte en un tema y ser la mejor en ello.

 

5- Confía en vos misma.

Sentite segura de tu talento, de tus experiencias vividas y de lo que tenés para compartir. No te compares sintiendote menos o mas, solo debes sentir en tu interior y con serenidad que eres una persona capaz de lograr todo lo que deseas y trabaja enfocada en eso.

Ten presente que pasarás por distintos desafíos y tu seguridad más tu propósito, será lo que te sacarán a flote. Los muros son parte de este camino, aprende a derribarlos sin salir perjudicada o dudar de lo que haces.


¿Te gustó este artículo? ¿Qué revelaciones tuviste? Compartilas conmigo!

 

Compartir