Loading...

Tefinizza

Conoce la Ley de Atracción

Te compartimos 6 claves que debés tener en cuenta para aplicar la Ley de Atracción a tu vida.
10 March 2021

"El universo responde a la actitud y la vibración que estás emitiendo". 

Es tu decisión la que hace el cambio y todo lo bueno comenzará a suceder en tu vida.

Queremos compartir con vos qué es la Ley de Atracción y cómo funciona.

Mientras más conozcas esta ley exacta, podrás aprender a aplicarla en tu vida y así no sólo atraer todo lo que deseás, sino también mejorar tu cotidianeidad.

Primero debemos  entender algo muy importante: “El universo es rico, todo en el universo es abundante, la escasez reside en la mente humana, nos condiciona y llega a distorsionar los significados de riqueza, felicidad y éxito”.

 

Debemos comprender que la Ley de atracción es un principio universal que determina que los iguales se atraen, que somos energía y como tal, emitimos vibraciones y atraemos según esas ondas vibratorias. Este principio incluye a las personas, las situaciones y los pensamientos. Lo que significa que si tenés pensamientos positivos, atraerás lo positivo en tu realidad y si tenés pensamientos negativos, atraerás lo negativo.

 

Seguramente te ha pasado más de una vez que tuviste una situación en tu día que no fue buena, te enfocaste en eso de forma negativa, enojandote con la situación, inclusive pudiste haber dicho "hoy tengo un mal día" ó te has preguntado "¿Qué más me puede pasar?" y luego sucedieron una cadena de desafortunadas situaciones que no se te fueron dando dejando a tu día para el olvido. Eso es porque creaste pensamientos negativos, lo cuál te generó un emoción y esa emoción atrajo por ley de vibración lo igual.

Por eso para que la Ley de Atracción trabaje a nuestro favor, debemos empezar a prestar atención a nuestras palabras, a nuestro diálogo interno, a los pensamientos, a las conversaciones con otras personas y situaciones que vivimos.

Las palabras son energía y emiten una vibración, al igual que las emociones y los sentimientos. La ley de atracción se encuentra dentro de los siete principios de la creación, escritos por Hermes Trismegisto y puede ayudarte a crear la vida que deseás. Pero, como toda ley o principio, tiene sus reglas para que funcione y te las explicamos en éste artículo.

La ley de atracción sirve para construir y crear la vida que deseás, como su nombre lo indica, es atraer en acción.

Algunos creen que sentándose a visualizar o decretar lo que desean, su vida cambiará, pero esto NO ES MAGIA. 

Es decir, no es decretar y decretar, con el decretar no atraerás absolutamente nada, eso es sólo una parte del todo, es decir que si te pasas el día decretando pero te sentís carente o tenés una creencia limitante sobre lo que deseás y no te consideras merecedora, exactamente eso atraerás a tu vida. O si esperás que las cosas sucedan pero no te pones en movimiento para hacer que pasen, tampoco podrás manifestar y creerás que la Ley de Atracción no funciona.

¿Por qué pasa esto? Porque con el pensamiento creas y con la emoción y la acción atraes.

6 Claves para aplicar la Ley de Atracción

Clave 1: Primero es importante comprender la importancia de tener claridad (qué y para qué querés ser/hacer/tener eso en tu vida). Entender que la claridad es la base de poder despejar cualquier duda, temor ó situación que podemos tener en nuestra vida, porque con la claridad podemos resolver situaciones.

La vida nos demuestra que nos van a pasar cosas, como la pandemia, una pérdida de un ser querido, pero a mayor claridad, mayor facilidad para resolver y debemos aprender que la vida no consta de que no nos sucedan cosas o que todo nos suceda como queremos, sino que consta de cómo nosotros podemos accionar con eso que nos sucede y eso nos convierte en creadoras.

Clave 2: Sentirnos merecedores es parte fundamental de éste proceso, es la creencia absoluta de que tenés el derecho de tener y experimentar algo que deseás.

La mayoría de las personas debemos trabajar esta creencia, ya que muchas veces está afectada por el ego, la sociedad y hasta algunas religiones nos han instaurado el chip de la culpa, el sacrificio y la competencia. Pensamos que necesitamos lograr cosas afuera para sentirnos valiosas y completas por dentro. Cuando los resultados de nuestra vida no cumplen las expectativas que nos hemos impuesto nos sentimos poco merecedoras de lo que deseamos. Todo aquello que sentís que careces es porque vos misma te lo estás negando.

El darte cuenta implica asumir la responsabilidad de todos los aspectos de tu vida. Es aprender a salir del rol de víctima e identificar porqué no te sentís 100% merecedora de lo que deseás, de dónde viene esa idea falsa.

Clave 3: Conectar con la emoción de la gratitud como si ya lo hubieras conseguido.

La gratitud es la mayor expresión del amor, es la gran multiplicadora de la vida. Cuando agradecemos estamos diciendolé al universo en una manifestación de palabras, lo bendecidos que somos por existir y que somos muy felices por ello. Es saber reconocer lo que los demás hacen por nosotros, además de agradecer lo que tenemos. Es la actitud cotidiana de estar atento a las cosas buenas que te rodean.

Te recomendamos que pongas atención a todas esas situaciones que son tan de tu día a día que no le das el valor que se merece, como un amanecer, un plato de comida, una deliciosa ducha, el encuentro con una persona amada, un abrazo. Reconocer a las personas que hacen algo por vos. No dar nada ni nadie por sentado. La gratitud es una emoción fuerte y tremendamente poderosa, tanto para la propia persona a nivel emocional, como para nuestro entorno. Estamos mandando señales de que somos tan gratos por lo que tenemos, que la energía creadora nos enviará más de eso en nuestras vidas.

 

Clave 4: Trazar un plan con las acciones y hábitos diarios. Sin acción no hay atracción. Por eso es necesario crear un plan de ruta acompañado de buenos hábitos que se convertirán en rutinas y te llevarán a cumplir objetivos, metas y sueños. Preguntate: ¿Tus acciones te están llevando a lograr eso que deseás? 

Desde Creadoras aprendimos que para lograr vivir la vida que deseabamos, necesitabamos revisar nuestras rutinas, eliminar aquellas que no nos dejaban crecer y adquirir buenos hábitos que nos permitan llegar a ese objetivo. Cuando asumimos que somos responsables de todo lo que nos sucede, comenzamos a ser creadoras de lo que deseamos y convertirnos en hacedoras para poder materializar nuestros deseos.

Clave 5: Tener fé. Cuando tenemos la certeza de que eso que deseamos nos pertenece, aunque nuestra realidad nos demuestre todo lo contrario, avanzamos con la frente en alto. Debés comprender que aunque hoy te cueste verlo y estés pasando por situaciones que no estén buenas, todo pasa y es momento de animarse a dar saltos de fé.

Nada es para siempre, sólo confía. No te enfoques en los problemas que tengas, dale valor a la solución y que nada de eso es para siempre, sólo temporal. Cuando vivís con confianza de que lo que deseás llegará a tu vida, las cosas comienzan a suceder. 

Clave 6: Por último, pero no menos importante, es entender que el cómo suceden las cosas, no depende de nosotros. De eso se encarga "Dios, el universo, la energía creadora" o en lo que vos creas. Asi que soltá, soltá las cargas y de pensar todo el tiempo en eso.

Recordá siempre que el pensamiento crea y la emoción y acción atrae.

Creadoras.

¿Que te pareció este artículo? ¿Te animás a probar esta Ley universal? ¿Cómo fue tu experiencia? Te leemos en comentarios. 

 

Si te gustó este artículo, te recomendamos los 3 pasos claves para aplicar la Ley de Atracción.

 

Compartir